24 de octubre de 2012

Macabro

Cerca de lo de mis viejos hay una plaza, donde hace tiempo unas escuelas de la zona aprovecharon unas medianeras para pintar unos murales. Hablo de hace años, ya ni me acuerdo cuándo fue, de hecho.
Nunca me puse a mirar detenidamente las creaciones de los niños, sinceramente no les di pelota, pero últimamente como paso todos los días cuando saco a la perra, tuve la oportunidad de pispear algunas cosas con más detenimiento.
Y estos dibujos, debo decir, son sumamente macabros.


Empezando por esta, ya se ven cosas raras. Abajo parece que dos perros se están mordisqueando de manera alarmante. A la izquierda, un nene huye despavorido de la escena, igual que la nena de arriba de todo, aunque también puede ser una de esas personas que corren en las plazas, que hacen ejercicio y no miran a nadie. Y el nene que está jugando con el perro marrón entre los dos que nombré anteriormente, no termino de entender si la está pasando bien o teme que el perro le arranque la mano.


Esta nena me deprime. De verdad. La tristeza por la malformación de sus piernas y el aburrimiento de saltar esa soga, realmente me deprimen. ¡Miren esos ojos! ¡ENCIMA TAN BLANCA! ¡PEOR!


La mirada de este chico me da miedo. Me imagino que mientras la abraza a la chica repite en su mente "Te voy a amar toda la vida. TODA LA VIDAAAAAAAAAAAAAAAA" así con una voz de obsesivo compulsivo.


No, no son las extrañas y pobladas pestañas de esta chica lo que me inquietaron de esta imagen. ¿Qué hace el ex presidente Carlos Saúl jugando a la pelota ahí en el fondo?


El dilema de la niña barbuda. Y sí, es una niña. No sale en la foto pero tiene pollera.


Por dios, las caras de hijos de puta de estos nenes. Tienen que ser la típica bandita de forros barderos que no pueden faltar en ninguna escuela. ¡Pero mírenlos bien! Los 3 de abajo están para una película de terror, de esas de nenes poseídos que matan gente. Y el de arriba de todo a la izquierda tiene cara de que cuando crezca va a ser pedófilo. 


Más allá de que claramente los alumnos de esa división eran medio revolucionarios, me llama la atención la paloma (o especie de ave) arriba de la rama. ¿QUÉ necesidad?


Paradigma de un niño que nunca va a llegar a los pedales de su bicicleta. Y que encima parece que tiene tres piernas. 


Este no sé si es robocop disfrazado de nene para poder jugar en la plaza, o simplemente un enfermo fanático de anabólicos. Que encima tiene senos. ENCIMA.


Alguien que haga algo por este gato porque con esa cara de tristeza siento unas fuertes ganas de pegarme un tiro en la sien.

Ahora cuando empiece a ver murales de este tipo voy a prestar más atención.
Se pueden encontrar cosas locas, MUY LOCAS.

POR DIOS ESE GATO.

10 comentarios:

Matias dijo...

tas seguro q es un gato el de la ultima imagen????


en la primera es claro q uno de los perros le hace sexo oral al otro, y q la piba de la izquierda se meo encima por eso el charquito abajo de ella

Mr. Popo dijo...

Que plaza más jodida! No te paso por ahí ni en pedo.

Drielari dijo...

Jajajajajaaaaaaaaaaa, por dios!!!! Dónde están que nunca los vi??? No puede ser que todos tengan ojos tristes o psicóticos, claramente los profesores de dibujo de esa escuela son pésimos o inexistentes xD
BTW, el nene de la bicicleta no creo que se haga mucho problema por no llegar a los pedales porque... NO TIENE PEDALES O_O Jajajajajaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa, me hice pis como el nene del primer dibujo xD

Bella dijo...

NECESITO que me lleves a esa plaza.

Melisa Fuentes dijo...

El gato!!! aaaaaaaaa

Marta Cactácea dijo...

"El gato que está triste y azul"
Ahora... ahora comprendo lo que quería decir la canción realmente...
Pobre gato (T_T)

Estela dijo...

Que mural!! Me rei un buen rato con este post.. Posta que parece Carlos Saul ese monigote, eh!!
saludos!

LaPaKa dijo...

quiero ver ese mural, donde esta???????????????

Anónimo dijo...

que lindo mural para ver cuando estas deprimido... Holaa padres, autoridades del colegio, esos chicos proyectan algooo x favoor

sergio feldmann dijo...

jajaj, me hiciste reir mucho, pero cuando digo mucho, es mucho!