7 de noviembre de 2012

Vieja chota

Cada vez soporto menos a los jóvenes.

En un principio pensé que era porque las nuevas generaciones son un desastre, pero ahora estoy convencida de que también es que yo estoy hecha una vieja quejosa.
Se acercan los 30 (y no a paso lento, porque este 2012 ya se está evaporando igual que mis axilas con el calor que hace hoy), se me está marcando una fina línea de expresión de UN sólo lado (por una mueca de cara de orto que siempre pongo, fuera de joda), y mi paciencia por los púberes disminuye notablemente.

Me parece que soy candidata al bastón ese que tiene un tipo de sable adentro.

Ah sí, vieja de mierda completa.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Y yo pensé que era la única que no se bancaba a la gente jóven. Aunque el mío es más extenso (de 11 a 35 años) y eso que tengo 20. Soy una forra pero son un dolor de tetas.

Anónimo dijo...

uh, creí que era yo sola u.u la cagada (?) es que yo tengo 18 :c se supone que todavía no tengo que ser vieja chota (mentalmente) pero los púberes y la gente de mi edad me tienen los ovarios por el piso e_e

Zoquett dijo...

Bien, las forras nos unimos! Jajajjaa

Entonces capaz, y solo capaz, las generaciones tienen también mucho que ver en nuestro mal humor. A mi realmente me sacan de quicio...

Hugo dijo...

El viejachotismo es un camino de ida.

Yo suelo usar la frase "a tu edad yo..." y se me cagan de risa.

La Garrapata Vegetariana dijo...

Mi abuelo usaba uno de esos bastones, son lo más!!

Zoquett dijo...

Tu abuelo era un visionario.

sergio feldmann dijo...

jaja, me mata tu blog!, YA te enlazo al mio!.
Un saludo desde Londres!
sergio.