9 de abril de 2012

Mal mix

Hay mezclas que terminan creando algo poco feliz. Y tomarse el palo el fin de semana casi al medio del campo, donde nadie tiene luz post tormenta increíble de miércoles pasado, puede traer consigo algunas perlitas maléficas.

Historias de terror (obviamente la mayoría de fantasmas y presencias) + estar a la luz de una fogata con las pocas maderas que encontramos a esa hora sin ver un carajen + un perro que le ladra al viento y a las paredes = Zoqueta no duerme.

Encima del perro ese que le ladraba a cualquier cosa que se movía, mi perra cuando nos acostamos a dormir se quedaba mirando la puerta cerrada. Una imagen poco alegre, iluminada por la única luz de una pequeña velita.

Creo que si hubiera podido abrazar a la electricidad cuando volvió la luz a los pocos días, lo hubiera hecho.

4 comentarios:

Hugo dijo...

¡Jajajajajajaja!

Te falta la costumbre nomás, yo me he pasado semanas lejos de la civilización y era lo más.

Zoquett dijo...

Sí, definitivamente...aunque creo que es que soy re cagona. Soy de las que se asustaron con las películas de actividad paranormal por ejemplo.
No tener luz, por internet, tele y eso realmente no me molestó. De hecho fue muy divertido jugar juegos de mesa a la luz de las velas jejeje. Lo molesto era que nos íbamos a quedar sin agua en cualquier momento, pero después nada, no soy tan chica de ciudad, por lo que noté.

Maximus dijo...

Y eso que no tenías que pasar las vacaciones en la casa de los abuelos, en el pueblo, casi en el campo, y si te agarra ganas de hacer pis después de la contada de historias siniestras -con luces malas y señoras de cabello largo que se aparecían en la noche- y tenías que caminar hasta el baño, que no estaba en la casa, sino que era un excusado tipo los Ingalls pero más sucio y oscuro y a 50 metros de la dichosa casa.

Maximus
www.maxximus.wordpress.com

Martin dijo...

Uno quiere lo que no tiene.