13 de julio de 2011

Cine

Aprovechando que el fin de semana había pasado, y con él las estampidas de adolescentes infames que copan las salas de cines porteñas [además que el sábado "no se podía salir" por la veda electoral], medio zoquete y yo nos dirigimos anoche a disfrutar un buen rato de cine con unos ricos pochoclines.
Elegimos "8 minutos antes de morir", por sus buenas recomendaciones, y porque dentro de las que había era la que sonaba más interesante.
Poco sabía de lo que trataba. Un chico que se encuentra en un tren con una chica frente a él, y de pronto se da cuenta que él no es realmente él, sino que es otro. Alguien que ella sí conoce.
Por un instante me recordó a una de las últimas que vi de Liam Neeson ["Sin Idendidad"], donde el tipo pierde su identidad y no recuerda quien es, pero grata fue mi sorpresa al descubrir que no sólo no se parece en la trama, sino que es una magnífica obra digna merecedora de recomendación.

Sin saber bien con qué nos encontraríamos, por lo menos teníamos la tranquilidad al ver que en la sala, la mayoría de los espectadores eran de nuestra edad. Algo que, claramente a uno al menos le hace sentir que el disfrute peliculil será pacífico, dada la cantidad inimaginable de niños que había afuera recorriendo el cine [Nota: no ir a ver Cars ni ninguna parecida en las vacaciones de invierno].
Sin dudas, fue una sorpresa. ¡Una muy buena sorpresa! Una película bien lograda, bien de ciencia ficción sin llegar a la fantasía, donde el protagonista no sabe qué corno le pasa [ni nosotros sabemos realmente qué hace ahí o por qué está en esa situación], efectos muy bien logrados, tomas en cámara lenta "justas y bien aplicadas" [hay películas que hacen abuso de estas cuestiones], buenas actuaciones.. en fin, un peliculón.
Una película que hizo que los pochoclos se quedaran en ciertos lugares de mi que no eran justamente la boca, cual si hubieran sido revoleados en arrebatos de asombro cinéfilo.

¡Realmente la recomiendo! Quizá con pocos pochoclos, a no ser que no les moleste ir sacándoselos después camino a sus hogares. Pero que vale la pena ir a verla, lo vale!

5 comentarios:

Lic_jasper dijo...

Acabas de darme el pie para ir a verla... si me faltaba convencerme, acabas de lograrlo zoqueta!

Liederkranz dijo...

Uh!!! Hay que ir a verla!!

Me mató la imagen con los ojos desorbitados y bañada en pochoclos. xD

Besoooo Z!

yoquemebusco dijo...

Tus dibujos me hicieron el día.

¡Salú!

Lucía

Mr. Popo dijo...

Ahí la ví. Esta buena!

Fran dijo...

YA mismo entro a cuevana (?)