18 de mayo de 2011

Il capo di tutti la capi

Leyendo el libro de Freddie Mercury (que salió hace pocos años, una recopilación de su vida contada por él mismo), me encontré con esta frase:
Escribo las canciones y luego las dejo. Si me pidieras que tocara ahora al piano algunas de mis viejas canciones, no podría. Las he olvidado. Me las aprendí en un momento concreto. Antes de tocarlas otra vez necesito un día para sacar todos los acordes...de mis propias canciones. (.....) Creo que nuestra música es puro escapismo, como ir a ver una buena película. Es para gente que pueda meterse dentro, escucharla, olvidar sus problemas durante un rato, disfrutar dos horas, y eso es todo. Salen de nuevo y regresan a sus problemas, y vuelven a por más la próxima vez. Realmente debería ser así.

Automáticamente lo relacioné con mi innata capacidad para olvidar un excelente libro, o una buena película al tiempo de haberlo leído/visto (a menos que lo haga repetidas veces y me la sepa de memoria, como me pasa con Corazón Valiente).
Siempre me preocupó eso, pensaba que tenía problemas o algo en el cerebro... ¿cómo puede ser que me olvide los libros que leo? También pensé que sería porque leo rápido, pero por más que lo intente (leer más despacio), no me sale. Es como tratar de almorzar, estando sola, en más de 10 minutos. Imposible.
Ahora que vi esa frase, por alguna extraña razón, me quedé más tranquila.
Si alguien a quien admiro tanto (a pesar de ya no estar) dice eso...

No me juzguen, ¿acaso no hay boludos que usan frases estúpidas de fútbol como lemas en su vida? Come on.

10 comentarios:

Mr. Popo dijo...

Amen.

Lic_jasper dijo...

Creo que a todos nos pasa eso. Yo no recuerdo ni un poema de todos los que alguna vez siquiera redacte...
Tengo amigos musicos que componen sus temas y los olvidan tambien.
Somos todos rafas y terminaremos en la escuela bovina!!!

Zoquett dijo...

JAJAJAJA, la facultad bovina! Genial!

Qué bueno, no me siento sola. Sabía que mis amados bloggers me comprenderían :B


Eso, o estamos todos mal de la cabeza.

Lic_jasper dijo...

estamos todos nedflanducados...

MaRiaN dijo...

Lo más parecido que me paso es una vez en el parque de la Có, al bajar de ese juego de péndulo donde haces una caida libre viste ?.. bueno GENIAL !
pero bajé y trate de recordar la sensacion y podes creer que ya no lo recordaba!
osea.. si senti miedo, o algo en el pecho o si me quedé sin aire .. o.. nah! no me acordaba! un bajon .. porque adoro esas sensaciones extremas .

Rancilyo dijo...

A mi me pasa igual, lo que me gusta se "pierde" en mi memoria y se torna un fantasma que de repente aparece solo en los momentos menos indicados jajajaja.
Asi como cuando voy al super a comprar leche y empiezo a tararear el tema de Flash Gordon? así pues.

Mr. Popo dijo...

Esto me quedó dando vueltas en la cabeza y me hizo acordar (mentira, lo tuve que buscar) a lo que dijo Schopenhauer:
"Exigir que se acuerde uno de todo lo que ha leído es llevar consigo todo lo que se ha comido. Ha vivido de esto corporalmente y de aquello espiritualmente, haciéndose lo que es. Pero el cuerpo se asimila lo homogéneo; cada uno retendrá lo que le interese, o sea, lo que cabe en su sistema intelectual, o lo que sirve para sus fines."

Lo corto ahí porque después empieza a tirar mierda para todos lados.

Zoquett dijo...

Ah muy buena! Qué bien, tener un blog le hace bien a mi autoestima, ahora no pienso que soy una tarada olvidadiza xD.

Bueno, igual, aunque no recuerde de qué se tratan siempre puedo recomendar los libros que leí y que sé que me fascinaron. Total, cuando me preguntan de qué tratan les digo "Sorprendete" :B.

Milu dijo...

Mucha razón, me gusto el texto :)

Sofía Sot. dijo...

A mi también me pasa! pero solo con los libros. Es horrible porque amo leer, y aveces son libros que realmente me gustaron , frustra tanto no acordarse!
Tambíen quizá influya si uno lee uno tras otro uno tras otro
en las vaciones suelo leer un libro por día
y quiza no es maravilla que a al domingo me olvide el que leí el lunes..
suerte :) me gusto la entrada