27 de septiembre de 2012

Celuleando por el mundo XIII

Todos hemos tenido algún contacto con estas señoras, que andan por la vida quejándose de sus dolores varios mientras se visten como si fueran quinceañeras, o que en el colectivo te piden el asiento justificándose con su vejez cuando al levantar la vista te encontrás una cara con 10 kilos de maquillaje, cama solar y una estirada que dejaría sorprendida a la mismísima goma elástica.

Pero estas cosas ya no las entiendo:


¿¿¿Andás con bastón y con botas de taco alto por la vida???

¡¡¡¡ARGHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH!!!!



3 comentarios:

yoquemebusco dijo...

jajaja yo tengo una regla desde hace tiempo: si veo una señora mayor subiendo, primero le miro los zapatos, luego evalúo si le dejo el asiento U_U

¡salú!

Lucía

Zeithgeist dijo...

jajajaj q gorda de mierda... xD

Anónimo dijo...

hay gente para todo...