6 de julio de 2012

Cosas que te pueden pasar en invierno

1- No puedo salir de la cama por el frío que hace fuera de mi refugio de sábanas y frazadas, y tengo que cambiarme incómodamente acostada para no tener que enfrentar el mundo en bombacha y musculosa.
2- La mano que maneja el mouse -derecha- está en tal estado de congelación que si viniera alguien muy rápido y accidentalmente me golpease con fuerza, posiblemente me la arrancaría sin mucho esfuerzo.
3- No puedo estar sin el cuello de la polera subido por encima de mi nariz, cosa que al respirar envío un poco de calor hacia esa zona. Mi casa es una heladera en invierno, dicho sea de paso.
4- Tomo tantas tazas de té diarias para contrarrestar el fresquete que me la paso yendo al baño. Y la tabla del inodoro no es un sitio ameno en esta época.
5- Mis pies están en el mismo estado de congelación que mi mano derecha.
6- Caminar por el sol puede ser un placer tan maravilloso como comer un brownie tibiecito.
7- Ir al gimnasio puede tornarse una idea complicada de llevar a cabo, sobre todo el temita de volver con la transpiración a tu casa (que queda a 10 cuadras).
8- Bañarse se torna otro placer mítico como lo de caminar al sol, aunque la cara te quede colorada como culo de mono después.
9- Para el paseo nocturo perruno que se lleva a cabo a diario entre las 10 y las 11:30 pm podés empezar a odiar mentalmente a tu perra, ese animal del infierno que te pide salir a la calle sin consideración.
10- De pronto secarse el pelo es una actividad sumamente placentera. Sumarla a paseo de sol y bañarse.

Y así y todo, con todas sus contras, no lo cambiaría ni en pedo por ese verano porteño que me deja cual morsa/ameba/transpirada, sin ganas de vivir y anhelando incansablemente por un poco de aire fresco.
Chau, me voy a hacer el tercer té del día.

6 comentarios:

Mr. Popo dijo...

Lo único malo de salir a caminar son esos horribles tramos de sombra que son como pedacitos de Siberia.

Yo hacia la maniobra tres, pero después me entere de que el aire húmedo que uno exhala a la larga hace peor, así que no lo hago más.

Zoquett dijo...

Ah sí? Uh, la pucha, jajajaja.
Es difícil deshacerse de la maniobra tres, a veces me pasa que estoy en lugares calentitos y me sale, como que es un vicio.
Voy a intentar dejarlo entonces, que lo tiró! Gracias por la data XD

Bella dijo...

Oh pero cuantas cosas en comun!!

(si, los acentos te los debo hoy)

Hugo dijo...

Aguante el verano.

Nada más.

Zeithgeist dijo...

mudate a mi barrio y sacamos los perros juntas, envueltas en una frazada para que, por ser dos, no pasemos tanta verguenza.
xD

Zoquett dijo...

Jajajaj dale, compremos de esas frazadas que venden ahora con mangas y pasamos desapercibidas te digo, eh!