26 de junio de 2012

Work

Algo que detesto de trabajar con webs que dependen del gobierno, es el estado de sus servidores de internet.
Es un ASCO. Deplorable, patético, arcaico. Tengo que estar horas esperando que cargue una página, por la cantidad de tráfico que tienen que hace que se caiga todo al carajo, a veces cargo el 80% de los datos y llegando al final se me cae todo, a veces ni carga, tira errores imposibles...
Pongo a cargar una página y puedo irme al supermercado a hacer las compras y volver, que todavía no cargó.
Y si es fin de semana y yo, ilusa e inocente, quiero dejar todo el tramiterío preparado para presentar el lunes temprano por la mañana, y LLEGÓ a caerse un servidor...a esperar hasta el lunes al mediodía a que alguien se digne a arreglarlo. Y con "mediodía" estoy siendo muy positiva.
Cada vez usan más esta modalidad de que carguemos cada uno de nuestros trámites así por internet. Ya de por sí, depender de la tecnología es complicado, porque es una lotería a veces. Pero si encima tienen unos servidores de la época de las cavernas, pffff.
Con tal de no tener que hacer las cosas ellos...porque, claro, con estos nuevos sistemas, ya uno mismo les carga todos los datos. Al loco que está sentado en la municipalidad detrás de un escritorio le ahorraste el 80% del laburo y se puede dedicar a jugar al millionare city tranquilo, y cobrar por ello.
Me cago en tanta vagancia.

2 comentarios:

Zeithgeist dijo...

hay que matarlos a todos.
OH YES!

yoquemebusco dijo...

A mi me gusta el sistema informático para los trámites, realmente me parece más práctico: no dependés del estado de ánimo de nadie, ni del tiempo de nadie, ni nada de eso. El problema es que dependés del servidor que utilicen y en eso sí... estamos a años luz de que sea uno efectivo =/
Igualmente prefiero esperar en casa a esperar en una oficina o pasillo.

¡salú!

Lucía