22 de marzo de 2012

Ah...los niños

Mis intentos de viajes en paz en transporte público generalmente dan frutos, excepto algunas veces. Pero cuando NO son pacíficos, son realmente estresantes. No hay grises.
O es un boludo escuchando música sin auriculares, o es un vendedor/gracioso anónimo que no hace más que romper las pelotas, o una anciana mequetrefa.... o es un NIÑO.
Los niños son insoportables. Les he dedicado más de un post ya, pero me siguen sorprendiendo en su insoportabilidad.
Y esa nenita del colectivo de hoy, me bajé y todavía puedo escucharla con esa voz de pito, jorobando, mientras la madre charlaba con la amiga y no le daba ni cinco de pelota. Sí, perfecto señora, pero metale un chirlo así no jode al resto de los pasajeros tampoco. Aunque si alguno de nosotros tuviera la libertad de hacerlo....


Y...no. No me gustan los niños. Digo, por si no se notó todavía.

PD: Todavía no sé a que mierda se refería con que quería un colmillo.

3 comentarios:

SenshiZors dijo...

Me pasa siempre en mi local, los padres dejan a los niños y los ignoran completamente mientras ellos hacen su vida como si no existieran.
Asi es fácil ser padre...

Por cierto, supongo se refería a alguna de esas gomitas con formas de dientes :P

Pd. mató la onomatopeya del pedo XD!

Bella dijo...

Una pequeña protagonista de la segunda venida de Twilight en potencia.

¿Un colmillo para el cogote, sería?

Liederkranz dijo...

Los jóvenes de hoy en día vienen cada vez más zarpados. Claramente la pendeja quería que le hinquen el diente.

Besoh, Zokeh! :D