22 de septiembre de 2011

Hechos reales

No sé si alguna vez les ha sucedido esto, pero si son como yo, que no escuchan la música (si se le puede llamar de esa manera) típica que se pone en reuniones donde prevalecen las bebidas alcohólicas, o "fiestas", puede ser entonces que me vayan a entender, y quizá hasta demasiado.

Comenzamos con la ingesta de brebajes varios, aunque nada puede opacar la pobre elección musical de quienes manejan el audio de la fiesta. Al principio quizá se inspiran en cumbias viejas, o alguna selección pedorra de esas. El griterío, los festejos, las risas, y todos se ponen re locos de alegría como si fuera nosequé lo que está sonando de fondo. Una porquería.

La cosa se va poniendo heavy. Empiezan a sonar mierdas modernas como esta infamia de los "wachiturros" (santo dios). La ingesta personal de brebajes crece exponencialmente con el tiempo, y la noción de la vida va decreciendo. La visión se torna borrosa... pero, de nuevo, no se puede opacar todavía el audio inmundo de fondo. A joderse.

Ya a esta altura no entendés un carajo, se acabó la cerveza o lo que sea que vos estabas tomando, y los minutos se vuelven más pesados. Pasan al punchi, música que algunos creen que sirve como "ambientación" pero que al menos a mi lo único que logra es taladrarme más el cerebro. Es el momento en el que sólo rogás mentalmente por un cambio, por más pequeño que sea, en el dj de turno.

Y ahí está. Cuando todo está perdido, cuando toda la noche la música fue una CAGADA....cualquier porquería que pongan, que suene medianamente distinta, y que no te moleste, te va a parecer LA MEJOR MÚSICA DEL MUNDO, y te vas a emocionar infinitamente como un pelotudo, y la alegría va a llegar a tu cuerpo como si lo que sonara de fondo fuese tu banda preferida en el mundo.

No sé si fue con Whitney puntualmente, pero sé que con ella también serviría. En esos casos me conformo con poco :P

6 comentarios:

Gabrielli dijo...

Peor es el caso cuando uno NI SIQUIERA está en el ambiente donde se formó el zandungueo, no está borracho ni mucho menos (es más, faltaste al laburo por una migraña MONUMENTAL) pero no le queda otra que bancarse todo eso porque las paredes son casi de papel manteca o tus ventanas dan TODAS al hueco del edificio cuando la joda es en planta baja y estás en un 5to piso.

querés melón? dijo...

dan ganas de inmolarme con dinamita atada al cuerpo y hacer justicia con un lanzallamas.

yoquemebusco dijo...

jajajajajajajajaja

y cuando vas a la fiesta y no tomás ni te cuento...

igual creo que es peor lo de Gabrielli

¡salú!

Lucía

Zeithgeist dijo...

cuando vas a hacer dibujitos para mis posts?? los adooorooo!

Ivy dijo...

Yo en esos casos me ponía densa con el dj, aunque no fuera ni conocido, y lograba que se escuchara al menos media hora lo que yo quería. Después si no estaba lo suficientemente anestesiada por el alcohol, si volvía la música pedorra organizaba a varios para irnos a otra fiesta, jeje. Hablo en pasado porque hace un tiempo que no afronto esas situaciones, al llegar a la vejez uno empieza a ir a reuniones con menos gente :-P

ShaD dijo...

WAAAAJAJAJAJj pasear por tu blog siempre me arranca sonrisas varias :p