19 de junio de 2011

Nuevos vientos

Ayer fue mi primer día de trabajo en un local de pastelería que abrió una amiga, cerca de Recoleta. No sólo es mi primer trabajo fijo [de horario y sueldo], sino que es la primera vez que tengo que tratar de cerca con la clientela.
No me pongo a detallar la felicidad que me supone tener por fin un dinero fijo a fin de mes, cosa que mi trabajo actual no me obsequia [pero dos trabajos es otro cantar], ni lo genial que es trabajar en un local donde me ponen Nightwish de fondo, para no aburrirlos con mi "sincericidio alegre". Pero sí, es genial.

Y las anécdotas, a la orden del día:
Una señora -un poco corta de vista- que confundió una galletita [típica "cookie" de vainilla con chips de chocolate] con una milanesa.
Una anciana con bastón que compró medio local básicamente y me pagó con billetes de 2, 5 y 10 pesos [por un instanté dudé de si la mujer tenía lo suficiente cuando empezó a tirarme los billetitos después que le dije el total que tenía que pagar].
Un "hombre de la calle" que entró al local, habló en un lenguaje que desconocemos, y a los 5 segundos fue sacado del local por uno de seguridad del edificio contiguo y nosotros seguimos sin entender qué quería decirnos.
Unas señoras "bien" [por no decir "viejas top"] que charlaban mientras tomaban un café, y entre tanta conversación atiné a escuchar en un momento que despotricaban contra los travestis "porque los travestis no tienen menopausia" [¿ah?]
La señora que me vino a comprar, gastó 8 pesos, me pagó con un billete de 100 y encima tuvo el tupé de pedir un descuento "porque si no, no venía más" [no vuelva más, rasca]

Trabajar con atención al público es sumamente entretenido. Sospecho que voy a amar este trabajo.

15 comentarios:

¨ce_ dijo...

Lo de las viejas contra los travestis fue de envidiosas. Vos viste lo que nos hace la menopausia a las minas?
;_;

Ángeles Make Up dijo...

No sé si vas a adorar ese trabajo pero estoy segura que te va a dar mucho material para el blog..jeje!

Las anécdotas de atención al público son buenísimas, recuerdo muchas de cuando trabajaba en una librería pero una genial es cuando me quisieron pedir el libro "Esperando a Godot" y me pidieron "Esperando a Godet"..
Besos!

Rancilyo dijo...

Vele el lado bueno, vas a tener mucha inspiración para historias hilarantes xD

yoquemebusco dijo...

Felicitaciones, genial el trabajo. Espero escuchar más de él.

¡salú!

Lucía

Lujan dijo...

Un dia de estos mando a mi abuela (?

Mr. Popo dijo...

Es esencial un buen clima de trabajo. Todo es más llevadero, hasta las viejas y sus historias preguerra mundial.

Hugo dijo...

El viejo seguro les tiró alguna revelación importante... Yo estaría preocupado por mi destino de aquí en adelante. (?)

MaRiaN dijo...

divertdo ??
jajajajjajaaja
se nota que fué el 1º dia soque !!

Zoquett dijo...

Jajaja que mala onda! Si supieras las ganas que yo tenía de laburar....realmente estaba, y estoy, muy contenta!

MaRiaN dijo...

es que yo era muy buena onda, hasta que la onda de onda cambio de onda,
y la onda de onda , me parece muy mala onda!
y te va a pasar a TI !!!!!!!!

Samain dijo...

Trabajar con clientes puede ser divertido; el problema es cuando tenés un día del ocote, y te cae un denso... aaaah.. no... saca lo peor de uno!

Éxitos en tu nuevo laburín!

Nuly dijo...

Mmmm... el trabajo de atención a clientes es medio...raro.
Yo trabajé siempre de eso y depende mucho del humor, del tuyo y de la gente.
También comprobé que la gente de esas zonas es la más rata y maleducada...
Te va a dar muchísimo material! Si yo tuviera el tiempo para ponerme a contar!!! xDDD

Zeithgeist dijo...

hay que ver si te van a amar los clientes.. jaja

ivy dijo...

Con lo de las viejas y los travestis me dio un ataque de risa de casi 10 minutos, juajuajua! En mi trabajo también atiendo gente y la verdad que se ve de todo. Che no me logueo porque estoy sin internet desde hace un tiempo y le temo a las conexiones públicas. Me encantó tu blog. Soy ivy de ivygc.blogspot.com estoy medio fuera de circulación por ahora, jeje

Mario dijo...

Normalmente acudo a pedir al delivery recoleta ya que soy del barrio y en general no cocino mucho, por eso valoro obtener nuevos teléfonos y referencias de distintos lugares de comidas del barrio