27 de septiembre de 2010

HDP!

En esta ocasión le voy a dedicar el flamante hija de un camión de putas HDP a esa [porque siempre es mujer, no falla] que te toca de compañerita de asiento en el colectivo, cuando te sentás en esos asientos de 2.
En estas ocasiones, vos te sentás del lado de la ventanilla, con la felicidad de ir mirando por la ventana para no aburrirte tanto... cuando aparece ese inmundo ser despiadado, esa bestia maldita caída de los cielos... y SIEMPRE va a ser el día que vos parecés un equeco de la cantidad de boludeces que tenés encima. Sea una mochila gigante, bolsas varias, o algo realmente grande que hace que tu viaje sea un poco más incómodo que lo usual.
¿Qué hace esa harapienta y cruel cerda? Una vez que vos quieras bajarte del colectivo y atines a pararte para proceder a salir del asiento [cosa que en general no hacemos 5 minutos antes de bajar, si no casi sobre el filo de tener que tocar el timbre], la grandísima culo roto desgraciada, con suerte, dará un giro de 90 grados sobre su trasero, invitándote a que intentes salir del asiento con todos los bártulos que llevabas encima. A veces, ni siquiera gira, sino que aprieta sus piernas hacia atrás, como si realmente eso fuera a achicar el ínfimo espacio que te queda a vos para moverte.
¿Qué carajos le cuesta a esta yegua mal parida inmunda, levantarse y dejarte pasar? Nada. Y no me refiero a aquellas pobres señoras a las que ya bastante trabajo les costó sentarse como para pararse por vos, si no de esas conchudas guachas que ni se dan cuenta [ni les interesa] que ese espacio de mierda miércoles no te va a dejar salir a tiempo con todas tus cosas.
Y hay una cantidad de consecuencias varias, que van desde perderse de bajar en la parada que tenías que bajar, por tratar de salir por el pasillito [sin olvidarse de putear a la ilustre compañera en arameo y otros idiomas] a salir despedido cual pedo de poroto con todas las bolsas por la fuerza que uno hace para apurarse.
Malditas culo pesado, ¡malditas!

6 comentarios:

Lic_jasper dijo...

Disculpame, pero aquel que suele sentarse del lado de la ventanilla es demasiado hinchapelotas tambien.
Igual, el ser mas forro de la galaxia colectivera es aquel que se sienta atras, cuando estamos cuatro sentados y queda un lugar libre, que de alguna manera da aire a esos cuatro hasta que el ser hdp se sienta y nos hace apretarnos a todos..

Silvi dijo...

jaja, pero la despeinás muy sutilmente pasándole las bolsas por el pelo y listo "uy perdón" jajaja y que se jodaa

SOL dijo...

Por eso, no hay que sentarse nunca del lado de la ventanilla

Zoquett dijo...

Lic_Jasper, hinchapelotas por qué? Todos en algún momento nos bajamos XD, y el que le toca ventana necesita que le hagan lugar..
Yo cuando voy cargada de porquerías me levanto y dejo salir al de al lado, hay que ser un poco más amable XD

flo dijo...

A esas tambien las odio, tengo un historial de personajes q odio en los medios de trasporte.... iportante, pero las viejas ganan!
xD

Lola Oh dijo...

Aahhhh! Me mata, acá no viajo en colectivo, pero leer tus crónicas de transporte público me hacen acordar a mi pasado.
Odio viajar con bolsas en el colectivo, porque todo el mundo se empeña en hacerte la vida imposible.

Bastardos.