30 de agosto de 2010

Pleasure

Uno de mis placeres de la vida, es ir al cine y entrar a ver una película sin haberlo planeado con anticipación. Las pocas veces que lo hice, resultaron sumamente gratificantes, y esta vez no fue la excepción.


"The Boys are Back" [o "De Vuelta a la Vida" en castellano], es un drama basado en un hecho real, de un hombre que debe enfrentarse a la sorpresiva enfermedad y posterior muerte de su esposa, y a la crianza de un pequeño de 6 años, además de un hijo de primer matrimonio que también aparece en medio de la tormenta.
Más allá de que Clive Owen, en lo personal, me parece un gran actor, las historias basadas en hechos reales tienen ese condimento extra que hace que sea inevitable compararlas con cosas cotidianas de la vida. Uno no sale de Matrix [o al menos, no debería, pero he visto gente ilusa que lo hizo] esperando que aparezca un agente Smith que nos muela a golpes, pero en este tipo de películas uno se encuentra a sí mismo en la piel del actor que interpreta un papel, casi podríamos afirmar, "real".
Una película bien narrada y actuada, sin esas situaciones innecesarias para hacer llorar al espectador, cálida, y que deja esa sensación inexplicable en el pecho cuando termina. Tampoco es ese estilo de novela de amor, típica de "enviudé pero volví a conocer el amor y ahora soy feliz", que no es que me moleste realmente pero se torna repetitiva, sino que aborda con otra idea el tema de enviudar y tener que hacerse cargo de un hijo estando uno solo, cosa nada sencilla.
Muy recomendable, pochoclera, linda para ver en compañía o ir solo uno de esos días que tenemos ganas de alquilar el cine casi para nosotros nada más.

Amo las sorpresas que puede dar el cine un día de semana nublado, con tiempo libre.

3 comentarios:

Mr. Popo dijo...

Clive Owen es el de Children of Men, no? Esa pelicula me gusto mucho

Zoquett dijo...

Ese mismo!
A mi también me gustó mucho, sí que sí.

A.C. dijo...

Es re divertido entrar al cine espontáneamente cuando tenés dos horitas free. Adhiero.
Quería darte las gracias por tu visita y por tus palabras.
También estoy de acuerdo contigo en que al fin y al cabo es muy importante estar con alguien con quien podamos reir.
Saludos