29 de marzo de 2010

Un mal conocido

He notado que las mujeres porteñas sufren un síndrome compulsivo de soporte de artilugios diversos. Con mucho cariño, lo voy a llamar "síndrome del equeco".

No contenta con llevar sobre alguno de sus hombros una flor de carterota, donde me imagino que deben meter cualquier infinidad de pelotudeces que es posible que ni estén usando en ese momento; la mujer porteña debe llevar de una a dos bolsas mínimo con otras cosas que no pudo meter en la cartera. Y no me refiero a la gente que se tiene que llevar, supongamos, una bolsa con algo de ropa por si tiene que cambiarse, sino por ejemplo la mina que el otro día vi con una cartera monstruosamente grande, y en una bolsa de papel de esas molestosas se llevaba un libro tipo novela.
No sólo resulta cansador verlas subir al colectivo con caras exhaustas por algo que ellas solitas se buscaron, sino que es más cansador todavía que te claven esas estúpidas bolsas en las piernas, que te empujen, que te las tiren encima, y la peor: poner cara de que ellas se tienen que sentar sí o sí por el peso que cargan, como si fuera una bendición merecida a estas pobres mujeres que se sacrifican por transportar media casa cada vez que salen de la misma. Y no hay nada peor que escucharlas quejarse de que les duele la espalda....¡vamos!. ¿Por qué será?. Una duda que flota en un viento de incertidumbre.
Dejen de ocupar espacio hasta en la vereda, manga de insensibles.

3 comentarios:

Adrian dijo...

No solo estan contentas y cansadas de tener en los hombros esas inmensas carteras... sino que despues van felizmente al supermercado a comprar algo para la noche... ROGA A LOS DIOSES QUE NO LLUEVA, PORQUE NO SOLAMENTE TE CLAVAN LAS BOLSAS SINO TAMBIEN EL PARAGUAS MOJADO.

PD: Y cuando sacan una bolso mas pequeño dentro del bolso que cargan... ¿no se lo podria denominar Mamushka a eso tambien?

Francisca dijo...

Lo peor es la cara de sufrimiento que ponen en el bondi cuando no tienen donde sentarse.
Stop al síndrome del equeco, por cierto, excelente nombre.

Zoquett dijo...

Jajaja Adri, el de mamushka también existe es cierto. Meten cosas en bolsas...¡adentro de otras bolsas!.