22 de febrero de 2010

Cinéfilos

Un fin de semana de esos aburridos en la ciudad de Buenos Aires.
Mi barrio fue uno de los sufridos por la pasada lluvia torrencial [que en realidad sigue estando, ya que hace unas horas se largó la lluvia de nuevo], lo que nos dejó sin internet, ni cable, y en muchas cuadras aledañas, directamente sin luz.
¿Qué se puede hacer ante estas circunstancias?. Agradecer que no hace un calor de morirse [sin ventilador te la regalo] y usar los descuentos 2x1 para el cine más cercano [ante todo el ahorro, señores], yeah baby.
La cinefilia findesemanezca nos trajo lágrimas y cálidez de almas. No sólo en el cine, ya que una vez que volvió la luz, nuestro peliculismo continuó con la pantalla chica.

Peter Jackson, director de la archi popular trilogía del Señor de los Anillos, nos trae esta vez una película basada en una novela del año 2002, "The Lovely Bones" [horriblemente traducida como "Desde mi Cielo"]. La historia se centra en una chica de 14 años quien, luego de ser violada y asesinada, desde su cielo va narrando como su familia sufre su pérdida y también como, de a poco, van superándola. También muestra al asesino y como este sufre una transición desde este asesinato, hasta que comienza a planificar el siguiente en su necesidad de satisfacer su notable adicción a dar muerte.
La historia [que me encantaría leerla algún día en papel], muestra una situación que no es ajena a la realidad que como humanos [no podría decir "gente" o "personas"] vivimos a diario. Asesinatos, violaciones, familiares desaparecidos, familias destruidas. Una vista de cerca a lo que una familia siente cuando un ser querido desaparece, y cuando finalmente tienen que enfrentar la realidad de que esa persona ya no va a volver a estar con ellos físicamente nunca más. Narrada y mostrada de una forma que uno termina sintiendo en carne propia que esa persona que desapareció y habla desde otro lado, es alguien que fue también especial para uno mismo. Logra conectar al espectador con la nena y con las personas que la rodean, a tal punto que uno sufre por ella y por su familia también. Una película mágica, muy buena, que no tiene desperdicio. Dura lo justo y necesario para dejarnos un calorcito en el pecho [junto con la indignación de ver en pantalla gigante algo que se puede encontrar a la vuelta de la esquina]. Muy recomendable. Y el actor que hace de asesino, lo hace estupendamente.


Otra película basada en una novela. En este caso, la novela se llama "Push", y es del 2009. Y la película se lleva el nombre de "Precious".
Clarice Precious, la protagonista de ésta película, es una chica de 16 años, analfabeta, que lucha por encontrar la felicidad en su vida, o al menos algo distinto a la porquería que le toca vivir a diario.
Vive con su madre, de quien solamente recibe malos tratos y abusos diarios, tanto verbales como físicos. Está embarzada por segunda vez, ambos hijos son de su propio padre, quien abusa sexualmente de ella desde hace años. Va a la escuela pero más por inercia, ya que no le va muy bien y finalmente la suspenden por su segundo embarazo.
A partir de esa suspensión le recomiendan una escuela alternativa, donde conoce a un grupo de mujeres [todas adolescentes], cada una cargando una mochila pesada de problemas sobre sus hombros.
Otra historia que no se puede mirar y hacerse el boludo, ya que también es figurita repetida el tema de los abusos dentro de una misma familia. Cosa asquerosa y terrible si las hay [entre otras cosas asquerosas y terribles] y desgraciadamente, moneda corriente. Otra novela que debe valer la pena leer. Otra historia que nos da ganas de levantarnos de la silla y dejar de quejarnos por las nimiedades de las que nos quejamos todos los días. Otra historia que nos deja con bronca e impotencia. Una película muy, muy buena, que espero se gane algún oscar de los que tiene nominados. Otra gran recomendación de la semana.
Mención especial para los cantantes/actores, que además de hacer bien su papel [aunque no principal], da gusto verlos "normales" y a cara lavada. Mariah Carey y Lenny Kravitz, muy bien los dos en sus actuaciones.

Hachiko Monogatari, versión japonesa de la luego yanqui "Hachiko: A Dog's Story" [del año pasado, con Richard Gere, y ya lista para ser degustada por quien suscribe]. La historia del perrito que con su fidelidad y amor, se ganó un monumento en Japón en el año 1934 [aunque tuvo que ser reutilizada en la segunda guerra mundial, y finalmente le erigieron otra en 1947].
Hachiko narra la historia de un perrito de raza Akita, que es adoptado por un profesor universitario japonés. El nombre Hachi, que viene del número "8", se lo da por la similitud de las patitas desviadas delanteras del perrito y el kanji de ese número.
En un principio el animalito iba destinado a la hija del profesor, pero pronto se hace la boluda [que raro...] y encima se va de la casa para vivir con su futuro esposo. Justo cuando están decidiendo si regalar al cachorro, el profesor se encariña con Hachi y termina adoptándolo definitivamente.
El amor que profesa este hombre por el perrito, y el amor que el perrito profesa por su dueño, logra conmover profundamente y ha conmovido a toda una generación.
El perro lo acompañaba cada día a la estación desde donde su dueño se dirigía a su trabajo cada mañana, y ahi lo esperaba cada tarde cuando sabía que regresaba. Y así siguió, incluso luego de que su dueño falleciera...
Preciosa. Una clara muestra de la fidelidad de los perros cuando uno les brinda cariño. De lo mucho que pueden amar a las personas, incluso cuando ya no están. 100% recomendable. Eso sí, yo ví solo la versión en japonés por el momento..aunque sospecho que la versión yanqui va a ser más lastimera aún.

Tres películas para lagrimear, pero aún así, que realmente vale la pena disfrutar. Dale, anda a comprarte un pochoclo, y aprovechá si podés que el día no está para andar pululando por la calle.
¡Salut!.

5 comentarios:

flo dijo...

Tengo ganas de ir a ver las 2 primeras, la dle perrito paso jajaja

Las historias son terribles, pero como decis vos, nos dejan con bronca, impotencia y con ganas de cagar a palos a alguien!

Dsp si las veo te cuento

Besote batataaaaaaaaa

unServidor dijo...

Podrían diseñar conos de pochoclo que una vez vaciados se convierten en pañuelo descartable.
Snif.

Marian dijo...

Vi The Lovely Bones. Está hermosamente actuada, narrada y filmada. Pero me dejó muy angustiada. :( Realmente me llegó la historia.

Zoquett dijo...

Viste? A mi me pasó lo mismo XD. Y con precious te va a pasar igual si la ves, creeme. Es fuerte la historia, muy triste que pasen cosas asi.

Adrian dijo...

Che... en vez de mirar tanta peli lacrimosa ¿no seria conveniente invertirlas en cebollas?
Un buen churrasco acompañado acompañado con cebollas me produce el mismo efecto cuando lo cocino XD