17 de noviembre de 2009

La risa es salú

Es muchísimo mejor que te atienda un doctor buena onda, que un culo roto. Mismo cuando no vas a hacerte chequeos de rutina, y sobre todo cuando vas a hacer algo que requería una pronta atención [sea porque ya era tiempo, sea porque sos un colgado asqueroso que deja pasar años antes de hacer nada, etc y en fin].

El cirujano este que me atendió hoy, alma piadosa que iba a quitarme los horripilantes quistes legúmbricos que tenía en la cabeza [hace aaaaaaaaños...¿ven?. Soy del segundo grupo, "gente colgada de la palmera"], me hizo reir tanto que creo que me debe haber cortado la cabeza como el traste. Pero no me dolió la anestecia, no sentí molestia, y es más...ni me duele ahora, y para mariconeadas soy mandada a hacer [por supuesto menos cuando me tatúo, maricona pero interesada =P].

Sigo pensando que aunque sea una boludez, tener buena onda y buena predisposición a atender al paciente hace que todo ese "traqueteo social" sea mucho más ameno, y menos molesto para ambas partes. El médico se queda con un paciente más que no se quejó ni le puso las mil y un caras de susto, asco o dolor; y el paciente se va feliz cual perdiz con sus puntos y sus recetas de pasos a seguir. ¿Cuántas veces nos volvemos a casa enojados porque el médico nos atendió con cara de orto y no supo responder con delicadeza nuestras preguntas?. ¿O cuando nos cagan a pedos en vez de decirnos cuál es la mejor forma para cuidarnos?.
Obviamente siento que así debería ser en todo trabajo, aunque a veces sé que es inevitable que las circunstancias te obliguen a torcer la mueca. Pero la verdad un médico con buena onda, es un médico fetem-fetem.
Viva el boludismo de la risa rompe rutinas.

6 comentarios:

Pazcual dijo...

Me alegra saber entonces que además de buen méidoc, no te haya dolido nada de nada.

Saludos,

Paz

Zoquett dijo...

Gracias ;)

Ana VOGA dijo...

Pero tienes toda la razón.Los doctores realmente necesitamos que sean cda vez mas nuena honda,mehor vamos todos un pokito de buena honda

flo dijo...

Es q en cualquier lado donde te atiendan bien te dan ganas de volver (obviamente al doc no da jajaja)

Te quiero amiba desquistada!

Dr.Gregory House dijo...

No sé, yo no hablo con mis pacientes.
Además, todos mienten.


Y no, no es lupus.

Nico dijo...

Una actitud tan insignificante como ponerte una mano en el hombro, que te apriete levemente, y te diga mirándote a los ojos: "quedate tranquilo que va a estar todo bien", algo tan poco como eso tranquiliza un montón. Deberían enseñárselos en la facultad.

Abrazo.