9 de julio de 2009

"No busco que me quiera, sólo que me respete"

Así empezaba la lagrimeada del día de hoy, en pleno desahogo con madre, refiriéndome a padre.

Padre es un tipo muy particular. Llevo muchos años encima intentando descifrarlo, tratando de quitar de mi cabeza las palabras "hace todo lo que hace porque no te quiere"; e intenté enfocarme en hacer de nuestra convivencia algo aunque sea levemente decente.
No es posible.
Desde hace unos cuantos meses, antes que terminara el 2008 mi nivel de paciencia viene llegando a sus valores basales casi inexistentes. El boludeo, la joda, el desprecio, el echar cosas en cara así de un momento a otro, el griterío sin motivo, las palabras hirientes...en fin.
La convivencia se está tornando cada vez más en un fuego insoportable, de esos que enseguida se encienden y no hay bombero que pueda venir a apagar nada.
Noto que mi paciencia se evaporó dejandome en la cara unos rastros de amargada y en la voz una mala onda asquerosa. Sí, sé bien que estoy intolerante; pero es que todavía al día de hoy y aún habiendo tenido diez mil muestras de que ésta casa nunca va a ser un hogar para mi, hay una pequeña parte de mí que de alguna forma "espera algo".
Mientras me saco todo esto de adentro, me carcomo el cerebro pensando seriamente en que debería buscar otro trabajo [actualmente trabajo codo a codo con padre para mantener el negocio familiar que hace años lleva a cabo], y buscar la forma de: o bien mudarme aunque sea a un sucucho inmundo y pequeño que me traiga paz, o bien estar fuera de mi casa la mayor cantidad de tiempo posible.

¿Por qué escribo esto acá hoy?. No sé, porque se me antojó desahogarme de alguna forma. Porque a su manera, este pequeño espacio cibernético ha sido mi compañero desde hace cinco años, y no solamente para las pelotudas anécdotas que suelo y realmente disfruto contar.

Gracias blog. Lo que me llevó escribir esto, me hizo perder un poco la cara de ocote.

7 comentarios:

Pudín Santellán dijo...

Quizás, cuando tengas tu "sucucho", puedas encontrar otrar otra manera de relacionarte con tu papá. A mi me pasó con mi mamá... y puedo decir que AHORA tenemos una RELACION.

Abrazo linda! ♥

Fran dijo...

Viste? esto es lo bueno de tener un blog y de haya gente que te lea para conocerte siempre un poco mas. Abrazo!

Onirica dijo...

que bueno que tengas la capacidad de desahogarte... yo cada vez que quiero hacerlo... mi dispositivo anti crisis se activa y digo una boludez. Por eso digo tantas boludeces... bueno... tambien porque soy medio boluda.

Tranquila zoqueta... la vida es un espejo y todo lo que uno pasa despues vuelve en momentos buenos. Se que puede sonar a frase perdedora (como cuando te dicen que si crees en un sueño mucho mucho mucho se cumple) pero yo creo que es asi.



RAKANARALLLLNANNNNANANANANANAANANANANANAN

Zoquett dijo...

^^

Tranquilos, yo me desahogo porque llega un momento en la vida de todo ser humano [Sé que es el caso de mucha gente] que el alma como que explota y al menos nosotros los bloggianos (?) tenemos para recurrir a este espacio que tan buenos resultados da xD.

Pudín, me imaginé que la situación de uds con su vieja habría cambiado. Calculo que a mi en algún momento me va a pasar lo mismo, pero de mientras intentaré enyoguizarme y sacarme un poco la mala onda porque es contagiosa :P.


unServidor dijo...

Vos, respetate el doble.
=)

Pudín Santellán dijo...

Anónimo dijo...

Entro siempre a tu blogg, soy tu calcet fan, Je!! y creo que las cosas que nos pasan sirven para hacer crecer una parte de nuestras personalidades. Seguro que vas a desarrollar paciencia..o sordera. Autodefensa...o violencia, Je1 ves que nada se pierde..todo se transforma. Mañana te sentiras mejor. Besos